fbpx
  • +644 25 65 05
  • hector@tuentrenadorenvitoria.es

Dieta Nutrición saludable

Dieta Nutrición saludable

alimentos-tu-medicina    .- Hipócrates

“El estómago es la oficina donde se fragua la salud y la vida” .– Cervantes

¿Qué se considera una dieta saludable?

ESTA PÁGINA FUE CREADA EN EL 2015 CUANDO CREÍA SABER MUCHO SOBRE «NUTRICIÓN». PODRÍA BORRARLA O MODIFICARLA POR COMPLETO PERO ME HA PARECIDO INTERESANTE DEJARLA TAL CUAL PARA QUE QUEDE CONSTANCIA DE CÓMO TODO CAMBIA Y POR QUÉ ES IMPORTANTE CAMBIAR, EMPEZANDO POR UNO MISMO.
7 AÑOS DESPUÉS, EXPERIENCIAS Y NUEVOS APRENDIZAJES ME HAN LLEVADO A DARLE UNA VUELTA A TODO LO QUE CREÍA SABER SOBRE NUTRICIÓN. LAS 2 PRIMERAS CITAS QUE ABREN LA PÁGINA SON CUANDO MENOS CUESTIONABLES, Y RESPECTO AL TÍTULO EN FORMA DE PREGUNTA, EN LUGAR DE ENTRAR A RESPONDERLA LO REEMPLAZARÍA POR:

«HABLEMOS DE ALIMENTACIÓN CONSCIENTE EN LUGAR DE DIETAS»

** El nuevo contenido lo podrás encontrar AQUÍ

* El siguiente texto lo escribí en 2015, podría sugerirte que no pierdas el tiempo en leerlo y derivarte al enlace anterior pero si quieres leerlo para ver el cambio, todo tuyo:

Cuando escuchamos el término Dieta solemos asociarlo erróneamente con la práctica de restringir la ingesta de alimentos, pero su propia definición simplemente nos habla de: «alimentos que se le proporciona a un organismo en un periodo de 24 horas». Una dieta no tiene que ser rígida ni restrictiva como piensa la mayoría, porque es entonces cuando fracasará.

La clave consiste en adaptarla a cada persona. No existe una dieta perfecta o una verdad universal, hay muchas variables que se pueden personalizar acorde a los hábitos diarios, gustos y objetivos de cada persona. Además a todos no nos sienta bien lo mismo, la genética también juega un papel importante. alimentospaleoTampoco se trata de contar calorías, sino de comer alimentos de verdad (no procesados) asegurándonos de ingerir todos los macronutrientes y micronutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Luego hay otras variables que habría que ajustar en función de cada persona, pero siempre con el objetivo de conseguir que sea una dieta equilibrada, variada y fácil de integrar en nuestro vida cotidiana.

Lo importante es conocer ciertas pautas y «trucos» que nos ayuden a optimizar nuestra dieta. ¿Alimentos con efecto termogénico? ¿alimentos saciantes? ¿índice glucémico? ¿combinaciones específicas entre distintos alimentos? ¿porcentajes de macronutrientes? ¿lácteos si / lácteos no? ¿cuánta proteína necesito? ¿la grasa es mala y engorda? ¿seguro? ¿qué dicen del colesterol? ¿seguro que no hay intereses detrás? ¿por qué médicos y nutricionistas muchas veces no coinciden? ¿es mejor hacer 3 ó 5 comidas? ¿comemos demasiados carbohidratos? ¿Existen los aceleradores metabólicos naturales? y como estas nos podríamos plantear infinidad de cuestiones. No existen las dietas milagro. Aquellas que prometen rápidas pérdidas de peso buscan efectos a corto plazo, dejando de lado lo más importante: que sea una dieta saludable con efecto a largo plazo (las adaptaciones metabólicas de nuestro organismo son clave).

Dar con la verdad, o al menos acercarse lo máximo posible, requiere de un profundo trabajo de investigación y análisis. Es algo que desde siempre me ha gustado y motivado, y hoy en día, gracias a Internet, con tiempo, ganas e ilusión, es posible acceder a diversos estudios actualizados, contrastar diferentes fuentes de información, compartir experiencias con otros usuarios y conocer casos de éxito que al fin y al cabo son la mayor evidencia de que algo funciona. Si además tienes la suerte de saber inglés, las posibilidades se multiplican. Lo importante es mantenerse actualizado y tener una mentalidad abierta ante nuevas ideas, no sin cuestionarlas, ya que es importante analizarlas y contrastarlas (por desgracia, a día de hoy mucha información está manipulada con fines meramente económicos que prevalecen sobre el interés por la propia salud, la ética y la honestidad).

Gregorio Marañon (médico endocrino, científico, historiador, escritor y pensador español, cuyas obras en los ámbitos científico e histórico tuvieron una gran relevancia internacional) ya nos alertaba hace medio siglo: “No hay parte de la medicina más mudable ni asentada sobre cimientos más movedizos que la ciencia de la dietética. No pasa año que no cambie algo fundamental”.

Con el paso del tiempo la ciencia avanza, cada vez hay más información disponible y accesible, sin embargo, la mayoría de recomendaciones oficiales en lo que a nutrición se refiere, están basadas en estudios antiguos, muchos de ellos incorrectos o de poca fiabilidad, y otros, simplemente manipulados por intereses económicos. Es curioso escuchar a dietistas-nutricionistas reconocer que después de terminar una carrera de varios años, tienen que empezar de cero a reciclarse porque la mayoría de lo aprendido carecía de una base sólida y actualizada. Y no menos curioso, y preocupante, que sólo algunos de ellos estén dispuestos a apoyar una causa como la de Dietistas sin patrocinadores. Doy gracias por haber podido conocerlos y apoyo totalmente su causa.

“Nada en biología tiene sentido si no es desde un punto de vista evolutivo” .- Theodosius Dobzhansky

evolucion-humana

Todo ser vivo evoluciona y se adapta a su entorno. Nuestro cuerpo así lo ha hecho durante toda su historia. Por eso es importante entender la dieta desde un punto de vista evolutivo, al cuerpo hay que darle esos alimentos con los que ha convivido muchos años.

El hecho de que cada vez haya más casos de intolerancias/alergias alimentarias está relacionado con reacciones adversas del cuerpo. Hay alimentos de nueva generación, la mayoría creados químicamente, como por ejemplo los aceites hidrogenados que tanto se utilizan (conocidos como grasas «trans»), que provocan la activación de nuestro sistema inmunológico por tener un efecto inflamatorio en nuestro organismo. En pequeñas cantidades nuestro cuerpo puede lidiar con ello, pero cada día se consumen más alimentos de este tipo, lo que está contribuyendo al crecimiento de la denominada Epidemia del siglo XXI.

Resumiendo, no hay que asociar la dieta con restricción calórica y sacrificio, pero si que es conveniente personalizarla acorde al tipo de persona, hábitos, gustos y objetivos. Entendiendo que dedicar cierto tiempo en la cocina es importante si queremos disfrutar comiendo sano. Yo mismo ni me imaginaba la de recetas saludables y exquisitas que se pueden improvisar siguiendo ciertas pautas básicas, lo cual ha hecho que cada día disfrute más practicando en la cocina, y degustando después  🙂 . ¿No te animas a probarlo?.

Héctor
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad